jueves, 24 de marzo de 2011

CARTA A MIS HIJOS




La memoria no es recuerdo.
La memoria no es detalle.
La memoria no son huellas.
La memoria no es herida.


La memoria tiene en su gen
edad, nombre y apellido.

La memoria es seca,
sin llanto.
La memoria es insípida,
sin risa.

La memoria no tiene estación,
ni fecha en el calendario.
La memoria no sufre de vejez,
la memoria es un niño
que aún no a nacido.

La memoria no es rencor.
La memoria no es venganza.

La memoria hijos míos,
es la balanza
entre la verdad y la justicia.

La memoria no es el momento,
la memoria es historia.
La memoria no es pan,
pero sí es sustento.

La memoria es la bandera
que enarbola nuestro pueblo,
es apenas un retazo
blanco de un pañuelo.

La memoria es la palabra,
dormida, encapsulada
después de tanto y penoso silencio.

Que nunca jamás suceda,
¡ay patria mía!
lo que jamás nunca,

debió haber sucedido…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada